lefttop
 

 

Modelo General Integrativo

              MODELO METODOLÓGICO GENERAL INTEGRATIVO DE CUENCA (GIC)

Román Jorge Kyshakevych

 

INTRODUCCIÓN

            Historicamente, culturas y sociedades humanas eran siempre asociadas con ríos. Enteras civililizaciónes y culturas se desarollaron en las quencas del los ríos Tigris y Eufrates, el Nilo, el Ganges, el Dnieper, el Amazonas, el Magdalena, etc. Ríos y arroyos de todos tamaños  siempre sirvieron como vias de transportación y comunicación, fuentes de irrigación, poder hidroeléctrico, fuentes de aguas potables, y recipientes de efluentes, residuos y desperdicios antropogénicos. Un sistema fluvial representa un recurso de valor inestimable, como el ecologista Colombiano Paolo Lugari llama, de un “capital natural” y esencial para la habitación humana a corto, mediano y largo plazo. Por eso, sociedades humanas siempre tratavan administrar y manejar ríos, generalmente, con resultados negativos.    

El mal manejo o la falta del manejo y admistración, invariablemente, resulta comprometiendo la integridad ecologica del los ríos. Ríos son productos de  “integradas combinaciones terrestres y aquaticas” (Johnson et al., 1995: 134).  Es decir, ríos son los resultados de procesos físicos, químicos, y biológicos y, por lo tanto, restaurar  la integridad ecológica requiere tecnica admistrativa de alcance integral y universal de la entera vertiente (Gore and Shields, 1995).

            Sin embargo, existe una falta de hipótesis metodológicos o modelos que podrían servir como base sistemática de organización para el manejo y adminstración, y para la restauración y mantenimiento de la integridad, deversidad, y función de los sistemas fluviales.

           El modelo metodológico General Integrativo de Cuenca (GIC) aquí propuesto, cuyo diseño es principalmente derigido para responder a la necesidad de tener un modelo de cuencas viable y mecanístico que puede actuar como un sistema básico de organización que sirva para estudiar, y para predicir las relaciónes y sus concequencias entre las características físicas, antropogénicas y biológicas de cuencas, y para el manejo y restauración del balance ecológico de una perpectiva integral y universal que abarca la entera cuenca.

            Principalmente, el diseño del GIC modelo trata de resolver el problema de manejamiento y mitigación en una manera fiscalmente efectiva. El costo de mitigar y adminstrar es siempre un problema fundamentál. Este modelo identifica, proporcionalmente, los problemas causantes mas sobresalientes dentro del sistema de la cueca y, por lo tanto, encauza los escasos recursos fiscales para máximizar la mitigación. La mitigación de un sistema natural con componentes antropogénicos es siempre un proceso complicado que require, tiempo, aspectos sociales y políticos, y sobretodo buena ciencia y técnologia.

            Finalmente, el manejo y administración de un río, y especialmente de un río grande, requiere un compromiso social abierto, democratico y sin fin. La parte clave del modelo es el sistema informático. Datos que incluyen información química, geologíca, biologíca, antropogénica sobre el río principal, todos los ríos, riachuelos, arroyos tributarios, y sobre los terrenos que delinean topograficaménte la entera quenca. Se entiende, que teoreticaménte la resolución de datos sobre un sistema tan complejo como una cuenca es infinita. Sin embargo, la base del modelo GIC es la idea fundamental que el manejo, la conservación, la mitigación to un sistema fluvial es principalmente acumular datos y establecer un sistema de información: una base de datos.

            El modelo es basado sobre principios geomórficos que forman una base sientifica bien establecida ya por más de un siglo de estudios.

 

GEOMORFOLOGIA FLUVIAL

 

            Sistemas fluvials sirven varias funciónes. De punto de vista geomórfico, ríos son importantes agentes de desgaste y erosión fisica, y por eso son principalmente responsables por la alteración de terrenos continentales. El intemperismo fisico y la erosión son, por major parte, causados por aguas de escorentía o corrientes. Esta erosión es el  factor mas responsable por la morfología de terrenos como era propuesto por el modelo clásico de  Davis (1899). Ese modelo propone que la evolución geomórfica la cual explica como terrenos escabrosos de altas elevaciónes con pendientes agudas,  productos de procesos tectónicos, con el tiempo, son reducidos a terrenos relativamente planos con escasas elevaciónes de pendientes no my pronunciadas (Schumm, 1977).

            Sistemas fluvials son parte del ciclo hidrológico. El ciclo hidrológico es impulsado por la energía solar y por la gravitación. Este potencial energético es convertido en energia kinética la cual se manifesta como precipitación que resulta con corrientes de aguas superficiáles y napas subterráneas. En un sistema fluvial existen dos componentes: el componente terrestre dentro de la cuenca que actúa como providora de agua, sedimento y material orgánico, y el componente acquatico o sea el río y su cauce con sus propiedades físicas. Ambos componentes definen una cuenca.

            Cuencas son caracterizádas por muchos factores como tectonísmo, geología, y clima.  Los atributos de la parte terrestre de una cuenca incluyen características como topografia,  geología, y vegetación. Características asociadas con ríos y sus cauces incluyen varios tipos de valles, llanuras aluviales, riberas, substrato, profundidad, velocidád de flujo, etc.

            Aguas fluviales, químicamente, reflejan la composición de las superficies de los terrenos del desagüe (desahogo, desemboque) y la composición de los subsuelos que affectan las napas subterráneas.  Agua es un importante componente del intemperísmo químico. Durante la pricipitación, pendiente de la  duración, intensidad, pedología, litología, vegetación, la inclinación de las cuestas y otros factores, las aguas precipitadas son cambiadas por reacciónes químicas. Esas reacciónes químicas incluyen: reacciónes de oxidación donde minerals que contienen hierro reaciónan con el oxígeno del agua; reacciónes de hidrólisis que discomponen en la presencia del agua; reacciónes de hidración donde se agrega agua a la estructura molecular de minerales; y carbonación, la reacción de minerals con carbón dioxido desolvido en agua.          

Las aguas de ríos proceden pricipalmente de la acumulación de aguas superficiales y de la contribución de aguas subterráneas. Precipitación corre sobre la superficie de los terrenos de la cuenca acumulandose en pequeños arroyos, o las aguas precipitadas infiltran el substrato acumulandose como agua subterránea. El agua que entra en el sistema subterráneo depende de la cantidad de agua infiltrada (Horton, 1945). Si la cantidad de agua precipitada es mas grande que la proporción de agua infiltrada, entonces el agua que sobra corre por la superficie y se acumula en pequeños riachuelos y arroyos que luego desembocan en ríos mas grandes.

            Aparte de la precipitación, la proporción de la cantidad de aguas subterráneas a aguas superficiales depende de la composición de la superficie y la composición subterránea de los terrenos dentro de la cuenca. Estos terrenos dentro los limites de la cuenca pueden ser compuestos, por ejemplo, de arsillas impermeables, pasturas, bosques, y afloramientos. Otras características de la cuenca que influyen la cantidad de agua producida: área de desagüe (desahogo, desemboque), relieve (inclinación de pendiente de la cuestas), y topografia. Sin embargo, área de desagüe dentro los limites topograficos de cuencas, es el variable mas ubícuo que caracteríza cuencas (Gregory y Walling, 1973). Horton (1945) inventó on método de clasificar ríos y tributarios de la red hidrológica/fluvial de cuencas. Las acumulaciones mas pequeñas y mas distantes, los arroyos “punta de dedos”, en la periféria dentro los limites de la cuenca donde se acumulan las aguas superficiales eran desiñadas como tributarios de la primera orden. Tributarios de primera orden, por definición, no tienen sus propios tributarios. Cuando dos tributarios de la primera orden se unen entonces esa confluencia forma un tributario (o un riachuelo o un arroyo) de la segunda orden. En forma similar, cuando dos tributarios de segunda orden se confluen entonces se forma un tributario de tercera orden. Este proceso se repite en una forma recursiva hasta que se califíca la entera red de tributarios, arroyos, ríos dentro de la cuenca (Figura 1). El orden de ríos es correlacionáda con el número de ríos dentro de la cuenca y el área de la cuenca.

 

 

 

 

Figura 1. Los métodos de classificación de tributarios y rios de Horton y Strahler (de Gregory y Walling, 1973:43).

 

 

Strahler (1952) propuso un sistema correspondiente al sistema de Horton. La diferencia se encontraba en el detalle que en el esquema de Strahler, la mas alta orden corresponde a un sector del río y no a todo el río como en el sistema de Horton. La limitación en el sistema de Strahler se encuentra en que la orden de un río o tributario se puede cambiar solamente por otro río o tributario de la misma orden. Esta falta no acomoda la contribución de tributarios de mas baja orden que desembocan en un rio de orden mas alta (Figura 2). De cualquier modo, el sistema de Strahler es usado universalmente en el presente. Dos preguntas problematicas con estas dos esquemas: 1) como se pueden acomodar riachuelos o tributarios que son perennes, intermitentes, y efimeros?; y 2) que escala de mapa se debe usar para estandardizar universalmente la determinación de la orden de ríos? (Hughes y Omernik, 1983).  

            Estos sistemas de orden de ríos y tributarios son útiles cuando se compáran los tamaños y desagües hidrólicos de cuencas que se encuentran dentro la misma region fisiográfica y climática. Pero estos sistemas no sirven cuando se compáran cuencas que se encuentran en diferentes regimenes fisiográficos y climáticos (Hughes y Omernik, 1983). Por eso, el área de cuenca y el promedio anual de desagüe hidrológico (en unidades de metros cubicos por segundo por kilómetro quadrado) son parametros mucho mas precisos y útiles. Según Gregory y Walling (1973), las caraterística mas sobresaliente de cuencas es la densidad de rios (densidad de cauces, canales, o sanjas de desagüe). Se entiende “desagüe”, representado por la letra “Q”, como la velocidad de la corriente multiplicada por el área de la sección transversal del río. “Densidad de ríos” (densidad de desagüe) se mide como el promedio de la longitúd de ríos dentro de una cuenca por unidad de área.

 

 

 

Figura 2 Relación entre numero de ríos dentro cuencas y área de desagüe y numero de orden (de Leopold y Miller, 1956: 203-206).

 

 

Horton (1945) definó frequencia de ríos y tributarios como el número de rios y tributarios que se encuentran dentro una cuenca de cierta área. La diferencia entre frequencia y densidad de ríos dentro una cuenca es: frequencia es dependiente de orden, pero densidad es independiente de orden (Gregory y Wallis, 1973).  Morisawa (1959) en un análysis de una cuenca del río Mill Creek en el estado de Ohio EE.UU. determinó que la densidad de ríos no varió mucho dentro la cuenca. Sin embargo, la frequencia de ríos se diferenciaba mucho mas. La frequencia de tributarios de primera orden dominaban en cantidad.

 

 

Orden de Río                 Frequencia       Promedio de Area (105pies2)    Densidad

 

              1                               104                           6.97                           5.45 (millas/mill2)

  2                                 22                         33.73    "                      7.02    "

      3                                  5                        161.97    "                      6.06    "    

  4                                  1                        747.14    "                      5.66    "

                

                              (Morisawa, 1959; de Bloom, 1978: 203)

 

 

Estos datos demuéstran que la gran parte (97% en la cuenca de Mill Creek) del área hidrólica/fluvial dentro los límites de cuencas se encuentra dentro el régimen de primera orden. Los tributarios/riachuelos/arroyos de primera orden son importantísimos porque juntos cúbren la major parte del área de una cuenca . La major parte de reacciónes químicas, y el trabajo físico (la erosión)  que cambia la topografia, y el contenido y calidád de sus aguas ocurren principlamente en  los tributarios de primera orden (Schumm, 1977). Por eso, todos los tributarios y ríos de alta orden, en realidad, se pueden considerar como nada más que transportadores de aguas y sedimentos (órganicos y inórganicos) acumulados y producidos por la major parte en los tributarios y arroyos de primera orden.

Densidad de rios (densidad de desagüe) sube con relieve. Relieves y la inclinación de las cuestas impactan la velocidad del movimiento de agua y sedimento en las cuencas. El promedio del descarge de sedimento esta relacionado con el relieve de una cuenca. Figura 3 muestra que denudación aumenta rapidamente con el crecimiento de relieve en una cuenca. Comparando los hidrógrafos de dos cuencas (Figura 4), una cuenca de derelieve más inclinado y una cuenca de relieve menos inclinado. Se nota que el impulso de desagüe “Q”  despues de una llúvia en la cuenca con más inclinación, sube mas lijero, es mas grande, tarda menos tiempo, y baja mas rapidamente. En contraste, se nota que en la cuenca menos inclinada, el impulso de desagüe “Q” sube mas lentamente, es menor, tarda más tiempo, y baja mas despácio. Otros factores  que controlan el desagüe  son la forma de la cuenca (Figura 5)  y la configuración de la red hidrólica dentro de la cuenca (Figura 6). Sin embargo, área de cuenca es singularmente el factor mas importante. Teoreticamente, en una region geográfica donde se encuentran las mismas características topográficas, geológicas, el mismo clima, la misma vegetación, y la misma cantidad de precipitación, la intensidad de desagüe seria una función dependiente de área exclusivamente (Morisawa, 1962), donde

 

Q = ƒ (A)

 

 

Es claro que una región geográficamente uniforme no es real, sin embrago esa relación de desagüe-a-área ya por muchos años es usada para predecir inundaciónes. Por ejemplo,  en varias regiones de los EE.UU (Figura 7) el promedio anual de inundaciónes (medidos como metros cubicos/segundo por cuenca) aumenta con la área de  cuenca.

Intensidad de desagüe aumenta en cuencas mas pequeñas (Figura 8) y en cuencas con relieve mas agúdo o inclinado (Figura 9). La composición geología en una cuenca es esenciál en el control de densidad de desagüe, relieve, forma de cuenca, y área. Cuencas con diferentes litografias y diferentes pedologías, porosidádes, permeabilidádes tienen diferentes morfologías (Schumm, 1977).

 

 

Figura 3. Relación entre promedio anual del rendimiento de sedimento y relieve/longitud (de Schumm, 1977:21)

 

 

.

Figura 4. Como influye relieve en dos diferetes cuencas (de Gregory y Walling, 1973:269).

 

 

Figura 5. Como influye la forma de una cuenca el desagüe (de Gregory y Walling, 1973: 269).

 

 

 

Figura 6. Como influye la configuración de la red hidrológica al desagüe (de Gregory y Walling, 1973: 269).

 

 

 

 Figura 7. Relación entre promedio de inundaciónes y área de cuenca en 8 regiones de EE.UU (de Gregory y Walling, 1973:266).

 

 

 

Figura 8. Producción de sedimento como funcción de área de cuenca (de Schumm, 1977:72).

 

 

 

Figura 9. Relación entre inclinación  cuesta y área de cuenca (de Schumm, 1973:338).

 

 

 

Diferentes clases de piedras (cristalinas, sedimentarias, metamórficas)  afectan desgaste, cantidad de sedimento, componentes químicos que influyen la composición y calidad del las aguas. Clima, suelos, y vegetación son factores altamente correlacionados con la dinámica de cuencas. La cantidad de precipitación es una función de clima que impácta, por ejemplo, densidad de desagüe. Como se demuestra en  Figura 10, clima (definido aquí por el indice P-E = Promedio de precipitación mensual  ۰  Intensidad de precipitación) es un factor clave en la formación del régimen de flujo hidrólico dentro una cuenca representado como densidad de desagüe. Cantidad de agua y material primo (rocas y minerales) dentro del sistema hidrólico es essencial para la formación de suelos y vegetación.

Vegetación dentro de la cuenca es importante porque:  1) actúa en el processo de intercepción de precipitación y evaporación; 2) acumula agua dentro del suelo y dentro de la masa vegetál; y 3) controla la intesidad de desagüe y la cantidad de sedimento dentro del álveo fluvial. La cubierta vegetál intercepta la precipitación antes del impacto con el substrato. Quiere decir, la reducción de intercepción producido por el corte o quema de bosques y la tapa vegetál  contribuye al auménto del agua de escorrentía y erosión. Como se ve en Figuras 11 y 12, el tiempo medido hasta el máximo desagüe y producción de sedimento en una cuenca sin capa vegetál después de una pequeña llúvia  es mas corto.

El impácto antropogénico por el uso diferenciál de terrenos dentro de la cuenca cambia la composición de la vegetación, suelos, morfología, infiltración, evapotranspiración, etc. (Trimble, 1997). Figura 13 muestra como urbanización afecta el desagüe antes y después de la urbanización. Estos cambios influyen la cantidad, calidad, y composición de las aguas efluentes y los materiales erosionales que desembocan en la red hidrológica de la cuenca.

 

 

 Figura 10. Relación entre densidad de desagüe y clima (de Gregory y Walling, 1973:270).

 

 

 

Figura 11. Effecto de la densidad de la capa vegetál sobre el agua en una cuenca (de Ruh-ming, 1979: 9-61).

 

 

 

 

Figura 12. Effecto de la densidad de la capa vegetál sobre el la cantidad de sedimento en una cuenca (de Ruh-ming, 1979: 9-61).

 

 

Figura 13. Hidrógrafos de una cuenca antes y después de urbanización (de Ludman y Coch, 1982:222).

 

 

EL CAUCE

            Ríos se pueden clasificar de acuerdo con varios criterios. Controles tectónicos influyen la forma y pendiente del encauzamiento del río. Controles aluviales ajustan y cambian la morfología de ríos con el transporte y deposición de material producto  erosional.

            La morfología del cauce de ríos depende de dos variables: disagüe y sedimento. Disagüe controla parametros como tamaño del cauce, capacidad y competencia. La dinámica hidrológica dentro del cauce separa el material sedimentita de acuerdo a tamaño. Hay dos tipos de ríos: ríos con causes meandros y ríos con cauces trenzados (Rust, 1978). Ríos con cauces meandros se encuentran en las partes bajas de cuencas. Ríos meandros deposítan su carga sedimentária en varios lugares deposicionales: cauces, islas de barra, llanuras aluviales, zonas ribereñas con riberos naturales (Figura 14). Estos lugares deposicionales mígran lateralmente con el movimiento del meandro y se sobrepónen lateralmente. Ríos trenzados se encuentran en las partes mas altas y montañosas de cuencas. Estos medioambientes son ricos en material sedimentario, careciéndo en cubierta vegetál, y con alto desagüe. Estos ríos tiene estructuras deposicionales que se manifestan como barras longitúdinas, transversas, y laterales  (Figura 15).

            Estos concéptos de geomorfología fluvial son la base teorética del  GIC modelo.

Reiterando estos concéptos basicos,  la base estructural del modelo es la esquema de la ordenación de ríos y tributarios de Strahler (1952). En esta esquema un río de segunda orden es un producto de la confluencia de dos ríos de primera orden, un río de tercera orden es un producto de la confluencia de dos ríos de segunda orden, etc. Como Morisawa (1959) demostró que ríos o arroyos de primera orden son los principales accumuladores de desagüe terrestre dentro los límites de una cuenca. Pricisamente ahí, en esos pequeños lugares más distales en la red hidrológica dentro la cuenca es donde el agua precipitada reacióna con la infrastructura biótica, geológica, y antropogénica cambiando la cantidád y calidád del agua freática y superficial, y la cantidád de material órganico y inórganico (sedimento) que se acumula en esos ríos, riachuelos, arroyos y tributarios de primera orden. Esencialménte,  la major parte del trabájo fisico (erosión) y químico (oxidación, hidración, carbonación, contaminación, etc.), y la accumulación, es localizado en los terrenos fluviales de primera orden y  ríos de mas alta orden son principalmente transportadores de agua y sedimento. Por eso, en el trabajo de mitigación, para tener major impácto, hay que concentrar los esfuerzos en los terrenos de desagüe de primera orden.

 

 

Figura 14. The elemetos morfologicos de un río meandro (de Boggs, 1987:355).

Figure 15. La morfología de un río trenzado (de Boggs, 1987:350).

 

 

 

 CONCEPTOS DE ECOLOGIA FLUVIAL

            La base de un modelo metodologico de manejamiento y administración de cuencas también tiene que ser bien plantado sobre conceptos de ecologia fluvial. En los ultimos años varios conceptos combinaron atributos bióticos y fisicos (naturales y antropogénicos) en modelos que definen la ecolgia de sistemas fluviales. Dos conceptos principales son el concepto de ríos como continua (Vennote et al., 1980) y el concepto de pulsos de inundación (Junk et al., 1989).

            El concepto de ríos como continua (Vannote et al., 1980) es basado sobre los principios geomorfológicos que proponen que en sistemas fluviales existen gradientes fisicos que cambian, en una  manera contínua y analógica,  longitudinalmente empezando en las cabeceras y atravesando por las partes medianas del río y terminando en las partes bajas en la delta o en la confluencia con otro río.

En las cabaceras de cuencas, en esas partes principalmente de primera orden, ríos son influyídos más por la interacción entre los terrenos de la cuenca y las cauces. Al revés, en partes mas bajas del sistema fluvial, ríos son menos influyídos por la interacción entre partes terrestres de la cuenca y la cauce. Por ejemplo, en las partes bajas del Rio Magdalena, en el norte de Colombia en los departamentos de Bolivar y Magdalena acerca de Mompós, la interacción entre esos terrenos y la cauce del Magdalena es mucho menor en comparasión con las partes altas de la cuenca. En el sur del país, en el Departamento del Huila, como por ejemplo, el tributario Rio Suaza en el Parque Nacional Cueva de los Guacharos interaccióna con los componentes terrestres de la cuenca mucho más. Es decir, el impacto terrestre en partes bajas de una cuenca vis-â-vis que en partes altas de la cuenca es menor. En las cabeceras detritos alóctonos entran el sistema acuatico y porque hay más cubierta vegetal, en estas partes altas de ríos no se encuentra una alta producción autotrófica  en las cauces como en las partes bajas. En las partes bajas, al contrario, la contribución de material alócto es mucho menor y la producción autotrófica dentro del cauce del río es mas alta. Figura 16 demuestra como cambia la fauna dentro del cauce a lo largo del río. “En las cabeceras de ríos donde existe la máxima intreacción entre systemas terrestres y sistemas acuaticos, los cauces actúan como acumuladores, elaboradores, y transportadores de material de procedencia terrestre” (Vannote et al., 1980: 133).

            El concepto de ríos como continua tiene un componente longitudinal que explica la dinámica ecologica entre components terrestres a lo largo de la cuace de ríos. El concepto de pulso de inundación, al contrario, tiene un componente horizontal que explica la dinámica ecologica entre el cauce de ríos y las llanuras aluviales laterales. Estas llanuras aluviales laterales son definadas como partes de la cuenca que son periodicamente inundadas. El concepto mantiene que la majoria de la masa biótica dentro el cauce del rio tiene su procedencia en las llanuras aluviales laterales donde se encuentra la producción autóctona de material orgánico. Ese material orgánico entra periodicamente al sistema acuatico durante tiempos de inundación (Junk et al., 1989) Figura 17.

Figura 16.  Ríos como continua.

 

 

 

 

Figura 17. Pulsos de inundación

 

 

 

La teoría, del geógrafo alemán Carl Troll (1950), llamada “ecología de paisajes“ tiene un gran impacto sobre los estudios ecologicos.

Ecologia de paisajes es una desciplina que holísticamente combina ecología y geografia. Esta filosofia propone que las variaciones en el paisaje afectan processos ecológicos que distribuyen el flujo de energía, materiales, y organismos en el medioambiente. Troll definó paisajes como “mosaicos de ecosistemas locales y usos antropogénicos de terrenos similares en áreas medidas en kilometros” (Forman, 1995: 13). Al mismo tiempo, estos mosaicos de paisajes son compuestos de parches que son pequeños terrenos homogéneos.  Estos parches de terrenos y la dinámica entre esos parches son concéptos centrales de ecologia de paisajes.

            Central a la ecologia de paisajes son tres características del medioambiente: 1) la interrelación espacial entre varios elementos (parches) que se encuentran dentro del paisaje, 2) interacciónes que existen entre estos elementos (parches) del paisaje que influyen el flujo de energía, nutrición, y especies, y 3) con el tiempo, existen cambios espaciales y funcionales, naturalmente o antropologicamente inducidos, en las relaciónes entre esos elementos del paisaje (Forman, 1983; Schlosser, 1991). La teoría es jerarquíca. El planeta es compuesto de varios componentes que operan en differents escalas (Figura 18). En la teoría, paisajes son compuestos verticalmente por atributos como geologia, suelos, bosques, llanuras, differentes usos como agricultura, urbanización, etc. Horizontalmente,  estos atributos cambian espacialmente y cronologicamente. Estos cambios horizontales son parches. Estos parches son homogéneos y diferentes de parches contíguos. Un parche es un elemento horizontal que tiene varios parametros como cierto tamaño, forma, y  atributo composiciónal. Los parametros de estos parches cambian con tiempo. Por ejemplo, por un distúrbio antropogénico, un parche de bosque puede cambiar a un parche de pastura.

Conectando estos parches son corredores. Estos corredores conectan parches que pueden ser espacialmente distantes. Ríos son considerados como corredores naturales. Canales, carreteras son corredores antropogénicos. Corredores sirven como vias por las cuales animales, nutritivos, gente, etc. Se movilizan entre un parche y otro. Corredores como ríos pueden servir como habitaciónes para fauna y flora. Corredores como ríos, recursivamente, tambien son compuestos de parches. Ríos se pueden entender como mosaicos de parches compuestos de diferentes parametros hidrológicos (flujos, velocidades, profundidades), substratos, morfologías, etc. Los differentes parches dentro los cauces son manifestados por la diversidad de comunidades de fauna y flora.

 

 

 

 

Figura 18. Componentes de diferentes escalas.

 

 

EL MODELO GENERAL INTEGRATIVO DE CUENCAS (GIC)

            Anteriormente se presentó la fundación geomórfica, ecológica, y teóretica que sirve como base del modelo General Integrativo de Cuencas. El modelo propuesto aquí, no solamente es integrativo interdeciplinariamente, sino es flexible para que se pueda aplicar universalmente en varios medioambientes, diferentes latitudes, diferentes régimenes climáticos y geológicos, de cuencas de diferentes tamaños, y de diferentes magnitudes de impacto antropogénico.

            Hay cinco asunciónes:

1)      cuencas son compuestas de tributarios que son productos de subcuencas. La major parte de estas subcuencas, como se estableció anteriormente, son de tributarios acumuladores (de desagüe, sedimento, material orgánico) y cuencas de primera orden. Ríos de más alta orden actuan como ríos transportadores de desagües, sedimento, material orgánico, etc..

2)      ríos de alta orden (≥ 2) son ríos transportadores. Dentro de estos ríos, en la cauce, existe un mosaico heterogénico de hidro-parches, de acuerdo con la teória de ecologia de paisajes, que son geograficamente delineados por tributarios y puntos de desagüe de efluentes antropogénicos (industriales, agrícolas, aguas cloacales, etc.). En Figura 19 se representa un sistema de parches de un río de orden n donde los parches son delineados por tributarios de varias ordenes y un punto de desagüe de effluentes antropogenicos.

3)      la magnitúd del desagüe de ríos tributarios y de puntos (conductos) de desagüe de efluentes antropogénicos,  que definen geograficamente los parches, es denotada por la proporción de desagüe (PQ). La proporción de desagüe (PQ) (en el caso del desagüe de tributarios) es dependiente de variables geomórficos de la cuenca (área, relieve, pendiente, clima). En el caso de puntos de desagües de efluentes antropogénicos, la magnitúd es directamente proporcional a la cantidad de desperdicio.

4)      la  composición (la calidad) de las aguas de cada tributario son proporcionalmente afectadas por atributos específicos de la cuenca como geología, suelos, uso de terrenos (urbanos, industria, agricultura, bosques, pampa, etc.). Denotado como el desagüe afectado por un cierto atributo (representado por el variable AQ), se supone que la composición del desagüe es el producto de las interacciónes entre precipitación (infiltración, evapotranspiración, intercepción, etc.) y los atributos. Por ejemplo, si el 75% de una cuenca de un tributario es usada para la agricultura (pampa ganadera por ejemplo) y el 25% de la cuenca es usada como bosques entonces se supone que la composición de las aguas son igualmente afectadas.

5)      finalmente,  se supone que la composición de los parches componentes de las cauces, productos de tributarios y puntos de desagües de efluentes, diferencialmente afectan la flora, fauna, composición quimica, sedimentos, nutritivos, etc., dentro de la parche.

Examinando asunción numero 3 en más detalle, la proporción de desagüe (PQ) representa la contribución de un tributario a un río principal, el variable PQ es definido  como:

PQ = QT  / QR + QT

 

Donde  (QT) representa el desagüe total de un tributario y (QR) representa el desagüe total de un río antes de la confluencia con el tributario, o sea, en la parte amas alta del parche. Por ejemplo, Figura 20 representa una cuenca donde las partes cabeceras (parte A) de la cuenca son 15% de la área total de toda la cuenca. La subcuenca del tributario B representa  el 10% de la área total de toda la cuenca, la subcuenca del tributario C representa el 50% de la área total de toda la cuenca, y finalmente, la subcuenca del tributario D representa el 25% de la área total de toda la cuenca. Suponiendo que la cuenca se encuentra dentro mas o menos el mismo regimen geológico, geomorfológico, y climático, entonces el desagüe es directamente proporcional  a la área de cada subcuenca.

La proporción del desagüe contribuido por el tributario B al parche B dentro el rio principal es:

 

PQ = 10 / (15 + 10)      PQ = .40 = 40%

 

donde QT = 10 y QR = 15. Es decir que, teóreticamente, de cada un litro del agua del río en  parche B, 400 mililitros (o 40%) vienen del tributario B y 600 militros (o 60%) vienen de las cabeceras A.

En parche C  la contribución del tributario C al parche C es:

 

PQ = 50 / (25 + 50)        PQ = .67 = 67%

 

Donde QT = 50 y QR = 25. Es decir que, de cada un litro de agua en parche B, 670 mililitros (o 67%) vienen del tributatrio C, 132 mililitros (o 13.2%) vienen del tributario B, y 198 mililitros (o 19.8%) vienen de las cabeceras A.

Repitiendo el proceso, la contribución del tributario D al parche D es 25%. Entonces, se supone que de cada litro de agua que se encuentra en el parche D, 250 mililitros (o 25%)  tienen su procedencia en el tributario D,  502 mililitros (o 50.2%) vienen del tributario C, 99 militros (o 9.9%) vienen del tributario B, y finalmente 148,5 mililitros (o 14.85%) proceden del tributario A.

Figure 19.  Sistemas de parches.

 

 

Figure 20. Parches delineados por tributarios.

 

 

 

APLICACIÓN DEL MODELO GENERAL INTEGRATIVO DE CUENCAS

La interrelación entre atributos terrestres y calidad de agua son importantes cuestiónes  de la administración y manejamiento de recursos fluviales y investigaciónes ecologicas. “La administración, rehabilitación, o mitigación de ríos tienen que ser endedidos como interacciónes entre sistemas fisicos y biológicos, y como las actividades humanas inflúyen esas interacciónes” (Johnson et al., 1995:138). Empleando sistemas de información geografica (SIG) es muy útil para analizar la interacción entre parámetros espaciales.

            Para demonstrar como este modelo (GIC) se puede probar, en “vivo”, en un sistma fluvial actual,  el GIC se implementó a un río y cuenca de tamaño mediano “French Creek” (Arroyo Francés) en el Noreste del Estado de Pennsylvania en EE.UU. Este río tiene fama mundial por su rica población de bivalvos dulceacuicolas (29 especies). El modelo se va utilizar para explorar las posibles relaciónes entre la calidad de aguas fluviales, población de bivalvos, y los atributos terrestres de la cuenca de French Creek. Los atributos terrestres incluyen geología, depositos superficiales glaciofluviales que afectan la composición de suelos, y uso de tierras (agricultural y forestal). De un punto de vista administrativo se puede preguntar dos preguntas importantes:

1)      existen vinculos o relaciónes entre calidad de agua y atributos terrestres?

2)      Existen correlaciónes entre associaciónes de poblaciónes de bivalvos y atributos terrestres?

El modelo General Integrativo de Cuencas va tratar de responder a estas dos preguntas.

Similares preguntas se pueden preguntar sobre otros rios del mundo, por ejemplo, sobre el Rio Bogotá y su cuenca. Definir las correlaciónes entre la calidad y composición del agua (medida quimicamente, biologicamente, y con depósitos fluviales) y el uso y composición de tierras dentro la cuenca (urbano, industrial, agricultural, parques, tipos de suelos, geologia, etc.) del Rio Bogotá son esenciales para formular el planeamiento del processo de mitigación.

 

French Creek (Arroyo Francés): Este río (quarta orden) es un tributario al Río Allegheny un major tributario del Ro Ohio, que en turno, es uno de los dos tributarios más importantes del Río Mississippi. La cuenca del French Creek cubre aproximademente unas 1.240 millas cuadradas. El río recorre unas 117 millas empezando en las montañas Allegheny  y terminando en la confluencia con el Río Allegheny. La geología de la cuenca es compuesta, majormente, con piedras sedimentitas de tiempos Carboníferos y Devónicos. Durante el Pleistoceno la cuenca era cubierta por capas de hielos glaciares por lo menos siete vezes. Estos glaciares cuando se retiraban dejaban detrás depositos glaciofluviales. La pedogénesis de los suelos de la cuenca son altmente correlados con estos depositos glaciares. El uso terrestre de la cuenca es dedicado por la major parte a la agricultura , y a bosques. Existen varias pequeñas poblaciones con industrias menores.                               

            Bivalvos dulceacuicolas: Bivalvos son muy útiles como biomonitores de medioambientes acuáticos. Como biomonitores, la “salud” de comunidades (associasiónes de especies) de bivalvos que viven en las cauces de ríos pueden señalar sobre la “salúd” ecológica de ríos y de cuencas. Para demonstrar la utiléz del modelo GIC, se medió la relacíon entre varios atributos como la geología, los usos antropogénicos de terrenos en las cuencas de los tributarios del río French Creek, y las comunidades de almejas dulceacuicolas que viven en el río French Creek. Por eso es necessario mencionar algo sobre la biología de almejas que viven en aguas fluviales.

Almejas o bivalvos dulceacuicolas se adaptaron y colonizaron mediambientes acuaticos continentales ya empezando en tiempos del Carbonífero. La grán mayoria de las especies de almejas de aguas continentales partenecen a la orden Unionoida. Medioambientes fluviales son efemerales en comparasión con medioambientes oceánicos. Es importante advertir, que aunque medioambientes fluviales son menos estables, no son mas jóvenes en comparasin con medioambientes oceánicos o terrestres. Medioambientes fluviales presentan varios problemas físicos para bivalvos. Medioambientes fluviales no solamente son inestábles pero tambien son dominados por aguas corrientes. Bivalvos adoptaron varias estrategias para sobrevivír y reporducir en estos medioambientes. Una de las características de bivalvos es que se alimentan filtrando agua através de un sistema de válvulas en la concha. Bivalvos tambien tienen longevidad (algunas especies 70 años).  Pero la más sobresaliente característica es el modo de reprodución. Esta orden de bivalvos dependen de un comportamiento muy especial. Los bivalvos, con sus partes vícerales, mímican a un pececillo (Figure 21) para atraer un pescado anfitrión y asi en una expulsión repente prenden sus larvas en las branquias, en forma parasítica, sobre el insospechoso anfitrión. Las larvas de los bivalvos viven prendidas en las branquias del pescado anfitríon. Ahí duran un tiempo alimentandose y  en cierto punto de sus ontogenias se desprenden y caen al fondo del río donde pasan el resto de sus vidas. En esa forma parasitica, que depende de pesacados altamente móbiles, bivalvos pueden dispersarse y poblár distantes partes del regimen fluvial de cuencas. En estos tres sentidos, alimentación in situ usando filtración, longevidad, y forma de reproducción que depende parasiticamente de otros organismos (pescados),  bivalvos son muy buenos biomonitores de la “salud” ecológica de sistemas

 

 

Figura 21.  Mímica de pececillo con ojo y aleta (de Kaat, 1982:198).

 

 

Figura 21b. Foto de mímica de pececillo con aleta (Foto © 2009 Román J. Kyshakevych).

 

fluviales a corto y largo plazo porque bivalvos son muy  susceptibles a cambios en la calidad de las aguas.

Usando sistema de posición global, se inspeccionó las poblaciones de bivalvos (contando numero de especies y numero de individuos de cada especie) dentro de cada parche a lo largo de la trajectoria del río French Creek. Tambien se analizaron los depósitos de sedimentos fluviales dentro la cauce del río. El estudio se hizo en canoa. Se digitizáron varios mapas (geologia, depositos glaciofluviales y suelos, uso de tierras) de la cuenca usando la technologia de Sistema de Información Geográfica (SIG).  Se hizo un analisis químico de las aguas del río French Creek y tambien de sus tributarios usando un instrumento espectrómetro de analisis (ICP) (Inductively Coupled Plasma  mass spectrometer).

 

                                    DISCUSIÓN DE RESULTADOS

Los resultados del analisis químico muestra que la concentración de elementos (Ca,Cl,Fe,Al,Na con una resolución de 1ppm) es diferente en los tributarios que en el río. Esto demuestra que exciste una differencia fundamentál en los componentes inorgánicos entre los tributarios. Esto quiere decir, que exciste el potencial que la contribución de cada tributario puede impactar diferencialmente, en terminos distribución espacial de nutrientes y contaminantes orgánicos y inorgánicos, al río principal. Estas diferencias químicas apoyan el concepto básico del modelo: que existe una heterogeneidad espacial dentro el cauce del río principal que refleja el impacto de cada tributario. Tributarios forman parches (en terminos quimicos, biologicos, y geologicos) que son distinctos dentro el cauce del río.

 Estas diferencias químicas de los tributarios son productos de la interacción diferencial entre la precipitación y los atributos terrestres de cada tributario y su correspondiente cuenca. “De acuerdo, se puede conceptualizar un río como un mosaico de micro-parches de nutrientes, que son dinamicamente diferentes” (Pringle et al., 1988:509).

La cuenca del río French Creek, se encuentra, en una región homogénica en terminos de topografía y clima. Por eso, en este caso la cantidad del desagüe (desahogo, desemboque) se calcula como una cantidad que es directamente proporcional al área de la cuenca. Figura 22 es una representación de la cuenca del río French Creek con sus subcuencas/tributarios y parches. El área de la cuenca de cada tributario se medió usando Sistema de Información Geografica (SIG). Tambien se usó el sistema SIG para calcular el área de varios atributos como geología, suelos de provedencia glaciar, y uso de tierras (agricultural y forestal) (Figuras 23, 24, 25).

 

 

 

Figure 22. representación de la cuenca del río French Creek con sus subcuencas/tributarios y parches.

 

 

 

 

Figure 23. Geología de la cuenca del río French Creek.

 

 

 

 

Figure 24. Depositos galciales en la cuenca del río French Creek.

 

Figure 25. Usos terrestres de la cuenca del rio French Creek.

 

 

 

Para demonstrar como se puede utilizar el modelo se calculó el posible impacto de una formación geologica (Berea/Riceville Formation) sobre la calidad del agua dentro del río French Creek. Se asume que la calidad de las aguas precipitadas, cuando interacciónan con esta formación geologica, compuesta de esquisto y piedra arenisca, van a ser alteradas. Se asume tambien que el impacto, sobre la calidad del agua, de este atributo geológico va a ser proporcional a la extensión que cubre dentro la cuenca. 

Por ejemplo, referiendose a Figura 26, usando datos del Sistema de Información Geografica (SIG) se calcula el posible impacto, a la calidad del agua en el río French Creek, por la formación geológica Berea/Riceville Formation que se encuentra dentro la cuenca del tributario Muddy Creek.  El valor QT para el tributario Muddy Creek es .0668 que quiere decir que la cuenca de este tributario representa 6,68% del area total de toda la cuenca, y en turno, teóricamente, del desagüe total de toda la cuenca del río French Creek 6,68% (o 66,8 millilitros) vienen del tributario Muddy Creek. El valor de AA es .3486, quiere decir que el 34,86% del área de la cuenca del tributario Muddy Creek es “cubierta” por la  formación geologica Berea/Riceville Formation. El valor de PQ es .1787 que predice que el agua dentro el parche, en el río French Creek, delineado por el tributario Muddy Creek el 17,87% (o 178,7 millilitros) de cada litro de agua procede de el tributario Muddy Creek. Además, el valor AQ es .06229, que predice que de cada litro de agua dentro el parche del río French Creek delineado por el tributario Muddy Creek 62,29 millilitros (o el 6,23% del agua) tiene su procedencia de precipitación que cayó (y possiblemente vino en contacto y reaccionó) con la piedras esquistas y areniscas de la formación geologica Berea/Riceville que se encuentra dentro la cuenca del tributario. Siguiendo referiendose a la Figura 26, el valor TA para el parche del tributario Muddy Creek es .0238 que significa que la contribución del atributo geologico Berea/Riceville Formation al desagüe total de toda la cuenca del río French Creek es 2,33% (o sea, de cada litro de agua en el fondo (donde desemboca el río) de la cuenca French Creek 23,3 millilitros proceden de areas cubiertas por la formación geologica Berea/Riceville que se encuentra dentro la cuenca del tributario Muddy Creek). El valor QR  para el parche delineado por el tributario Muddy Creek es .3738 que calcula que la cantidad de agua dentro el parche (la acumulación de los desagües de las cabeceras del río French Creek + del tributario Le Bouef + del tributario Muddy Creek) representa el 37,38% de la acumulación total de toda la cuenca French Creek (o sea 373,8 millilitros de cada litro de agua que produce toda la cuenca del río French Creek se encuentra en el parche del tributario Muddy Creek).

Finalmente, el valor del variable QA (=.1514) significa que en el parche Muddy Creek dentro el río French Creek, de todas las formaciones geologicas que se encuentran en la cuenca el 15.14% del agua vino en contacto con la formación Berea/Riceville.

El valor del variable QA es muy importante en la evaluación del impacto de algun atributo sobre la calidad del agua sobre los parches al largo de trajectoria del río. En este caso, el variable QA demuestra el possible impacto del atributo geologico Brearea/Riceville con sus piedras esquistas y areniscas sobre la calidad del agua a lo largo del río en todos los parches.  Figura 26 claramente  demuestra como el atributo Barea/Riceville es correlacionado con la cantidad (desagüe) de agua en cada parche. Los valores del as barras paralelas (AA)  para los parches de los tributarios Muddy Creek, Conneauttee, Gravel Run, Wolf Run, y Woodcock son altos porque en las cuencas de esos tributarios se encuentran relativamente grandes áreas cubiertas por la formación geologica Berea/Riceville Formation. Los valores QA, representados por la linea, suben lentamente en relación con los desagues proporcionales. Río abajo, donde ya no se encuentra esta formación geologica, la proporción de agua precipitada que tuvo contacto con la formación Brearea/Riceville baja pero todavia es viable. Este processo se puede reptir para todos los otros atributos geológicos que se encuentran dentro de la cuenca del río French Creek.

El proceso se repitió con los atributos del uso de tierras.  Figuras 27  y  28 demuestran la relación de la cantidad de agua dentro los parches y el uso de tierras dentro cada tributario y su cuenca para agricultura y bosques.

Finalmente, el valor del variable QA (=.1514) significa que en el parche Muddy Creek dentro el ro French Creek, de todas las formaciones geologicas que se encuentran en la cuenca el 15.14% del agua vino en contacto con la formación Berea/Riceville.

El valor del variable QA es muy importante en la evaluación del impacto de algun atributo sobre la calidad del agua sobre los parches al largo de trajectoria del río. En este caso, el variable QA demuestra el possible impacto del atributo geologico Brearea/Riceville con sus piedras esquistas y areniscas sobre la calidad del agua a lo largo del río en todos los parches.  Figura 26 claramente  demuestra como el atributo Barea/Riceville es correlacionado con la cantidad (desagüe) de agua en cada parche. Los valores del as barras paralelas (AA)  para los parches de los tributarios Muddy Creek, Conneauttee, Gravel Run, Wolf Run, y Woodcock son altos porque en las cuencas de esos tributarios se encuentran relativamente grandes áreas cubiertas por la formación geologica Berea/Riceville Formation. Los valores QA, representados por la linea, suben lentamente en relación con los desagues proporcionales. Río abajo, donde ya no se encuentra esta formación geologica, la proporción de agua precipitada que tuvo contacto con la formación Brearea/Riceville baja pero todavia es viable. Este processo se puede reptir para todos los otros atributos geológicos que se encuentran dentro de la cuenca del río French Creek.

El proceso se repitió con los atributos del uso de tierras.  Figuras 27  y  28 demuestran la relación de la cantidad de agua dentro los parches y el uso de tierras dentro cada tributario y su cuenca para agricultura y bosques.

Figura 26. Impacto de la formación geologica Barea/Riceville en los parches

 

 

Figura 27. Impacto de la agricultura en los parches.

 

 

 

Figura 28. Impacto de bosques en los parches.

 

 

Usando este modelo (GIC) otros rios como, por ejemplo, el Río Bogotá se puede subdividir en parches delineados por sus tribitarios y subcuencas. El agua dentro de cada parche es afectada por muchos atributos de la cuenca como usos agriculturales: ganaderia, huertas, cultivos de flores, lecherias, etc. Lo mismo se puede hacer con usos industriales subdivididos en tipos de industria. Tambien se puede medir las posibles relaciónes entre varios tipos de poblaciónes humanas, fauna y flora y el posible impacto sobre la calidad de las aguas fluviales. Asi, sabiendo la procedencia y proporción de las aguas dentro el cauce del río, se pueden hacer preguntas importantes en la adminitración,  mitigación y mantenimiento de un sistema como el Río Bogotá. Preguntas como: “Cual atributo tiene el potenciál más grande de impactar negativamente la calidad del agua?” y “Donde, en la trajectoria del río se encuentra el impacto negativo más grande de algun atributo?” Datos como estos son críticos en resolver problemas fluviales que tienen que ver con calidad de agua, vida silvestre (fauna y flora), vida humana, y una vez resueltas, como sostener la calidad del sistema fluvial a largo plazo.

Como ejemplo, se puede usar el modelo para evaluar el sistema ecológico de un río. En este caso, se usó datos sobre las poblaciónes de bivalvos dulceacuicolas para establecer correlaciónes entre asociaciónes de bivalvos y atributos terrestres de cada sub-cuenca que, se supone, influyeron la calidad del agua dentro los parches donde desembocan los tributarios. Para medir las poblaciones de bivalvos se uso el Indice de Simpson (Begon et al., 1990):

 

S

Indice de Simpson   D = 1 / Σ  P2

   i = 1

 

 Este modo de medir poblaciones combina abundancia relativa y riqueza de especies que describe la diversidad de la comunidad de bivalvos. Abundacia relativa (P) es la proporción de todos los individuos dentro la comunidad que partenece a una especie específica. Riqueza de especies (S) es el numero total de especies en la asociación. Este indice mide la diversidad de la población. Es universalmente entendido, en la ecolgía, que alta diversidad de especies demuestra un medioambiente sano. Figura 29 muestra la correlación entre asociaciónes de bivalvos (Indice de Simpson) y el desagüe vinculado con los suelos Kent que son productos de depositos glaciares (QA). Porque estos suelos son compuestos con una alta cantidad de calcio esta agua es propícia para bivalvos porque la concha de estos es compuesta de alta cantidades de calcio. Por eso, existe una corrrelación positiva entre diversidad en la comunidad de bivalvos y aguas de procedencia terrestre compuesta de suelos Kent depositados por los ultimos glaciares de hace unos 10,000 años. Figura 30 muestra tambien una correlación positiva entre la diversidad de la comunidad de bivalvos y el uso de tierras para la agricultura. Figura 31 demuestra una correlación entre la diversidad de bivalvos dentro los parches del río French Creek y el uso de tierras para bosques. 

Este ejemplo, muestra como se puede correlacionar varios parametros dentro la cuenca. Esto es muy útil en establecer correlaciónes entre atributos que se encuentran en la cuenca y la calidad del agua y la ecología dentro el cauce del río. En el caso del Río Bogotá, el río se puede compartir en parches impactados por sus tributarios y los atributos en las cuencas de esos tributarios. Teniendo datos sobre la contaminación en terminos de concentración de componentes orgánicos y inorgánicos, y sabiendo la procedencia y proporción del agua dentro el cauce, se puede correlar contaminación con atributos terrestres. Esta información es clave en el processo de mitigación en terminos de eficiencia y costo.

 

 

Figura 29. Impacto de depositos Kent sobre deversidad de bivalvos.

 

 

 

 Figura 30. Impacto de agricultura sobre deversidad de bivalvos.

 

 

Figura 31. Impacto de bosques sobre deversidad de bivalvos.

 

 

CONCLUSIÓN

El modelo metodológico General Integrativo de Cuencas (GIC) opera en un conexto integral que toma en cuenta la entera cuenca: el desagüe (desahogo, desemboque) de la precipitación que cáe en una cuenca sobre atributos terrestres (agricultura, bosques, urbanos, geología, suelos, etc.) se acumula, predominantemente, en arroyos de primera orden, que en turno, desembocan en tributarios transportadores de más alta orden. El agua precipitada es alterada en terminos químicos, bioticos, y sedimentarios por los atributos, y por lo tanto, ríos reflejan la composición terrestre de la cuenca en parches diferenciales. Por ejemplo, se puede ver que el possible impácto de la formación geologica Barea/Riceville sobre la calidad del agua dentro los parches del río French Creek es diferencial. El variable QA mide el impacto. La lista del impacto variable de la formación Barea/Riceville sobre la calidad del agua dentro los parches del río French Creek:

 

1) Woodcock Creek        20.85

2) Wolf Run                   19.53

3) Gravel Run                18.87

4) Cussewago                18.43

5) Conneauttee             17.46

6) Conneaut Outlet        16.22

7) Little Sugar               15.82

8) North Deer               15.52

9) Mill Creek                 15.24

10) Muddy Creek           15.13

11) Sugar                      12.69

12) Le Bouf                   10.85

 

El possible impacto de geologia de Barea/Riceville sobre la calidad del agua en río French Creek es más grande dentro el parche Woddcock Creek. Quiere decir, si el impácto de la formación Barea/Riceville se encontraria negativa el proceso de mitigación empezaria con la cuenca del tributario Woodcock.

            El modelo General Integrativo de Cuencas (GIC) es:

1)      Integral, porque ríos son vistos en el contexto de la entera cuenca.

2)      Modular, y recursivo porque el modelo se puede implementar a una entera cuenca primaria o los tributarios y sus cuencas.

3)      Universal, en el sentido que se puede implementar en ríos de diferentes medioambientes litograficos, bioticos, y en diferentes latitudes y climas.

4)      Democrático, porque  información sobre una cuenca puede ser accessible por el internet.

Se demonstró como usando la metodología del modelo “GIC” se podia analizar en una forma cuantitativa la correlación entre parámetros ecologicos (poblaciones de bivalvos) y atributos terrestres (geologia y usos de tierra).





BIBLIOGRAFIA

 

Bayley, P. B. (1995). Understanding large river-floodplain ecosystems. BioScience,   45: 153-158.

 

Bayley, P.B. (1989). Aquatic environments in the Amazon Basin, with and analysis of carbon sources, fish production and yield. In D.P. Dodge [ed.] Proceedings of the International Large River Symposium. Canadian Special  Publ. Fish. Aquat. Sci. 106: 399-408.

 

Bloom, A.L. (1978). Geomorphology. Prentice-Hall, Inc.: Englewood Cliffs, New Jersey.

 

Boggs, S, Jr.(1987). Principles of Sedimentology and Stratigraphy. Merrill Publishing Company: Columbus.

 

Brierly, G.J. (1991). Bar sedomentology of the Squamish River, British Columbia: Definition and Application of Morphostratigraphic Units. Journal of Sedimentary             Petrology 61(2): 221-225.

 

 

Davies, D.K., Vessell, R.K., Miles, R.C., Foley, M.G., Bonis, S.B. (1978). Fluvial transport and downstream sediment modifications in ana active volcanic region. In      Miall A.D.[ed.] Fluvial Sedimentology. Canadian Society of Petroleum Geologists.

 

Davis, W.M. (1899). The Geographical Cycle. Geographical Journal 14: 481-504. In Schumm, S.A. [ed.] Drainage Basin Morphology. Dowden, Hutchinson & Ross, Inc.: Stroudsburg, Pennsylvania.

 

Davis, F.W., Dozier, J. (1990). Information Analysis of a spatial database for ecological land classification. Photometric Engineering and Remote Sensing 56(5): 605-613.

 

Elwood, J. W., Newbold J.D., O'Neill, R.V., Van Winkle, W.1983). Resource spiralling: an operational paradigm for analyzing lotic ecosystems. Pages 3-27 in T. D. Fontaine      and S.M. Bartell eds. Dynamics of Lotic Ecosystems. Ann Arbor Science: Ann Arbor, MI.

 

Ewing, C.E., Mitchell, M.M. (1970). Introduction to Geodesy. American Elsevier Publishing Company, Inc.: New York.

 

Fehringer, J., Green, K., Campbell, J.T., Frye, C. (1997).Regional database supports environmental assessment. GIS World 10(1): 50-54.

 

Forman, R.T.T. (1995). Land Mosaics: The Ecology of Landscapes and Regions. Cambridge, U.K.: Cambridge University Press.

 

 

Forman, R.T.T., Godron, M. (1986). Landscape Ecology, NewYork: Wiley & Sons.

 

Forman, R.T.T. (1990). Ecologically sustainable landscapes: the role of spatial configuration. In Zonneveld, I.S.and Forman, R.T.T. [eds.] Changing Landscapes: An Ecological Perspective, New York: Springer-Verlag.

 

Friend, P.F. (1983). Toward the field classification of fluvial architecture or sequence. In Collison, J.D., and Lewin, J. [eds.], Modern and Ancient Fluvial Systems. Int. Ass. Sedimentologists Spec. Pub 6: 345-354.

 

Gregory, K.J., Walling, D.E. (1973). Drainage Basin Form and Process: A geomorphological approach. John Wiley & Sons: New York.

 

Hofmann-Wellenhof, B., Lichtenegger, H., Collins, J. (1994). GPS Theory and Practice. Springer-Verlag: Wien, New York.

 

Horton, R.E. (1945). Erosional development of streams and their drainage basins; hydrophysical approach to quantitative morphology. Geological Society of America        Bulletin 56: 275-370.

 

Huxbold, W.E. (1991). An Introduction to Urban Geographic Information Systems. Oxford University Press: New York.

 

Jackson, R.G.,II (1978) Preliminary evaluation of lithofacies models for meandering alluvial streams. In Miall, A.D. (ed.), Fluvial Sedimentology: Canadian Society of Petroleum Geologists Memoir 5: 543-578.

 

Johnson, B.L., Richardson, W.B., Naimo, T.J. (1995). Oast, Present, and Future concepts in Large River Ecology. BioScience Vol. 45(3): 134-141.

 

Junk, W.J., Bayley, P.B., Sparks, R.E. (1989). The flood pulse in river-floodplain systems. Canadian Special Publication Fish. Aquat. Sci. 106: 110-127.

 

Laurila, S.H. (1976). Electronic Surveying and Navigation.John Wiley & Sons: New York.

 

Leopold, L.B., Wolman M.G., Miller, J.P. (1964). Fluvial Processes in Geomorphology. W.H. Freeman, San Francisco.

Leoplod, L.B., Miller, J.P. (1956). Ephemeral streams-hydraulic factors and their relation to the drainage net.     U.S. Geol. Survey Professional Paper 282-A: 1-37. In          Schumm S.A. [ed.] Drainage Basin Morphology. Dowden, Hutchingson & Ross, Inc.: Stroudburg. Pennsylvania.

 

Ligon, F.K., Dietrich W.E., Trush, W.J. (1995). Downstream ecological effects of dams. A geomorphic perspective. BioScience 45: 183-192.

 

Minshall, G.W. (1978). Autotrophy in stream ecosystems. BioScience 28: 767-771.

 

Minshall, G.W. (1988). Stream ecosystem theory: a global  perspective. Journal of the North American Benthological Society 7(4): 263-288.

 

Minshall, G.W., Petersen Jr., R.C., Nimz, C.F. (1985). Species richness in streams of different size from the same drainage basin. The American Naturalist, 125: 16-38.

 

Minshall, G.W., Cummins, K.W., Petersen, R.C., Cushing, C.E., Bruns, D.A., Sedell, J.R., Vannote, R.L. (1985). Developments in Stream Ecosystem Theory. Canadian Journal of Fisheries and Aquatic Science 42: 1045-1055.

 

Morisawa, M.E. (1962). Quantitative geomorphology of some watersheds in the Appalachian Plateau. Geological Society of America Bulletin 73: 1042-1045.

 

Mulholland, P.J., Marzolf, E.R., Hendricks, S.P., Wilkerson, R., Baybayan, A.K. (1995). Longitudinal patterns of  nutrient cycling and periphyton characteristics in            streams: a test of upstream-downstream linkage. The North American Benthological Society 14(3): 357-370.

 

Mulholland, P.J., Newbold, J.D., Elwood J.W., Ferren, L.A. (1985). Phosphorus spiralling in a woodland stream: seasonal variations. Ecology 66(3): 1012-1023.

 

Newbold, J.D., Elwood, J.W., O'niell R.V., Sheldon, A.L.(1983). Phosphorus dynamics in a woodland stream ecosystem: a study of nutrient spiralling. Ecology 64(5): 1249-1265.

 

Newbold, J.D., O'niell, R.V., Elwood, J.W., Van Winkle, W. (1982). Nutrient spiralling in streams: implications for      nutrient limitation and invertebrate activity. The            American Naturalist 120(5): 628-652.

 

Newbold, J.D., Elwood, J.W., O'niell, R.V., Van Winkle, W. (1981). Measuring nutrient spiralling in streams. Can. J. Fish. Aquat. Sci. 38: 860-863. 

 

Pringle, C.M., Naiman R.J., Bretschko, G., Karr, J.R., Oswood, M.W., Webster, J.R., Welcomme, R.L., Winterbourn, M.J.(1988). Patch dynamics in lotic systems: the stream as a mosaic. North American Benthological Society 7(4): 503-524.

 

Rust, B.R. (1978). A classification of alluvial channel systems. In Miall, A.D. [ed.], Fluvial Sedimentology: Canadian Soc. Petrol. Geologists Memoir 5.

Schlosser, I.J. (1991) Stream fish ecology: a landscape perspective. BioScience 41: 704-712.

 

Schumm, S.A. (1973). Geomorphic threshholds and complex response of drainage systems. In M.E. Morisawa [ed.] Fluvial Geomorphology. State University of New York:          Binghampton.

 

Schumm, S.A. (1977). The Fluvial System. John Wiley & Sons: New York.

 

Strahler, A.N. (1957). Quantitative analysis of watershed geomorphology. Transactions of the American Geophysical Union 38: 913-920.

 

Strahler, A.N. (1965). Introduction to Physical Geography. Wiley & Sons: New York.

 

Trimble, S.W. (1997). Contribution of stream channel erosion  to sediment yield from an urbanizing watershed. Science  278: 1442-1444.

 

Ullman, J.D. (1982). Principles of Database Systems. Computer Science Press: Rockville, MD.

 

Vannote, R.L., Minshall, G.W., Cummins, K.W., Sedell, J.R.,Cushing C.E. (1980). The river continuum concept. Can. J. Fish. Aquat. Sci. 37: 130-137.

 

Vannote, R.L., Minshall, G.W. (1982). Fluvial processes and local lithology controlling abundance, structure, and composition of mussel beds. Proceedings of the National       Academy of Science 79: 4103-4107.

  

Ward, J.V. (1995). River Ecology. Encyclopedia of Environmental Biology. Academic Press.

 

Ward, J.V. and Stanford J.A. (1983). The serial discontinuity concept of lotic ecosystems. In T.D. Fontaine and S.M. Bartell [eds.] Dynamics of LoticEcosystems. Ann Arbor Science: Ann Arbor, MI.

 

Ward, J.V., Standford, J.A. (1989). Riverine ecosystems: the influence of man on catchment dynamics and fish ecology. In D.P. Dodge [ed.] Proceedings of the International large River Symposium. Canadian Special Publication Fish. Aquat. Sci. 106: 56-64.

 

Ward, J.V. (1998). Riverine landscapes: biodiversity patterns, disturbance regimes, and aquatic conversion. Biological Conservation 83(3): 269-278.

 

Whitford, W.G., Rapport, D.J, Groothausen, R.M. (1996). The Central Rio Grande Valley- organizing and interpreting ecosystem health assesment data. GIS World 9(12): 60-62.


Roman J. Kyshakevych ©
2009 Derechos Resesrvados ®

 

 

 

 

 

 
righttop